¿Cómo ser un padre asertivo?

Eugenia León | Psicoterapeuta

"Cuando me equivoco me ayudas, cuando dudo me aconsejas y siempre que te llamo estás a mi lado. ¡Gracias Papá!"


Hoy en día, ya conocemos sustancialmente sobre la comunicación asertiva, en el presente artículo encontrarás algunas sugerencias de cómo ser un padre aún más asertivo, incluso en tiempo de crisis. Espero sea de mucha utilidad, a ti papá, que cuidas de tu familia como el más valioso de los tesoros.

1. Sé coherente
Disciplina mediante el ejemplo. No se trata que seas perfecto, se trata de tener coherencia entre lo que piensas, dices, sientes y haces. Haz lo que pides. Los padres pierden toda autoridad cuando maltratan o faltan el respeto. Necesitas ganarte el respeto de tus hijos, pero libres del miedo, ese es el verdadero respeto y se gana siendo coherente, de una sola pieza.

2. Escucha y habla con tu hijo
Aprende a escuchar a tu hijo, no se trata de un monólogo. Las reacciones de los hijos al estrés son muy diferentes. Algunos de ellos muestran signos evidentes de tensión, mientras que otros pueden volverse más tranquilos y aislarse. Por lo tanto, a veces los signos de estrés y tensión pueden no ser tan obvios y puede ser fácil pasarlos por alto, por esta razón es tan importante que aprendas a escucharlos.

Si te hace preguntas para las que no tienes respuesta, sé franco y dile que no lo sabes, pero promete averiguarlo juntos.

3. Dale la oportunidad de decir lo que quiera
Haz que se sienta entendido, practica la empatía con ellos. Sé ese papá que querías cuando tenías su edad. ¿Recuerdas cómo pensabas? Es más fácil si te pones en sus zapatos, esto creará una conexión entre padres e hijo.

Crear una conexión es más que compartir la misma habitación, es atenderle realmente, mirarlo cuando te habla, escucharlo para comprender y no sólo para responder, tener una actitud atenta. Es importante que tu hijo o hijos se sientan seguros y confiados, que pueden recurrir a ti para hablar de cualquier tema en cualquier momento, esto es clave para el desarrollo de una buena autoestima en los adolescentes.

4. Cuida tu comunicación verbal y la no verbal
La comunicación no verbal es todo aquello que comunicas sin tener que hablar. Cuida tu postura, el tono de tu voz y la expresión facial, de lo contrario, puedes enviarle mensajes confusos y hacer que existan malas interpretaciones. Demuestra tranquilidad, así le generarás confianza y un ambiente más amigable.

En conclusión, los padres asertivos actúan como modelos a seguir y exhiben los mismos comportamientos que ellos esperan de sus hijos. Debido a esto, es más probable que sus hijos internalicen tales comportamientos y también los exhiban.

Estos padres tienden a mostrarles comprensión a sus hijos y suelen tener buen control de sus emociones; por lo tanto, sus hijos también aprenden a manejar sus emociones y aprenden a comprender a los demás.

Felicidades en su día, espero que les sea útil el artículo y recuerden que siempre están a tiempo de aplicar correctivos y mejorar. En el caso de la paternidad y maternidad, son nuestros propios hijos nuestros mejores maestros. Formemos juntos una nueva generación de adultos responsables y que sus vidas sean por sí solas un ejemplo de superación personal.

Eugenia León
Psicoterapeuta
@asidelibre
https://www.instagram.com/asidelibre/
Así de libre +1 (868) 264‑3990‬