Gabriel Murillo: Experto en color y extensiones

Soñar es una capacidad maravillosa del ser humano, para muchos es una fuerza imparable que los guía a conquistar el mundo. Para Gabriel Murillo no sólo ha sido su mantra, sino lo que le ha permitido mantenerse en su trabajo incluso en momentos adversos.
Gabriel Murillo se dedicó a la estética y no es casualidad que el sentido de lo bello y la creatividad lo acompañan desde siempre. Su hermano es diseñador gráfico, su hermana asesora de imagen y su madre diseñadora de modas. Así que el arte, la sincronía, la simetría y los colores han sido parte de su ADN desde que nació.
Desde los 16 años decidió ser estilista y con el apoyo de su madre, inició su camino profesional. Por las mañanas asistía a la academia y en las tardes ponía en práctica lo aprendido. Gabriel tenía muy clara su meta, él quería maquillar reinas y ser el mejor maquillador de su país, por esto tomó la decisión de cambiar de su ciudad natal y abrirse un nuevo camino en la capital de su país, Bogotá.
Gabriel Murillo cuenta su historia como quien la vuelve a saborear. Se emociona con cada anécdota, detalla nombres y lugares de lo que vivió con la precisión de quien viaja al pasado y esa misma energía ha sido clave para lograr sus objetivos.

Actitud, energía y confianza
El inicio no fue fácil. Gabriel no contaba con los medios económicos para mantenerse, pero logró que lo contrataran en Genios del Cabello, un salón de belleza de la capital colombiana que se convirtió en su sitio de trabajo y en su vivienda. “Dormía en las camillas de ese local, me levantaba a las cinco de la mañana para recoger mis cosas y estar listo para la jornada”, recuerda Gabriel. Allí apareció su primer ángel, la señora Ana, quien lo hizo sentir bienvenido y le tendió una mano al foráneo soñador.

Una vez consiguió los ahorros suficientes para pagar una renta lo que le dio las señales que necesitaba para no detenerse, Gabriel decidió poner foco en su nueva meta: trabajar en Norberto Peluquería, una de los centros de belleza más reconocidos de su país. Recuerda que cuando decidió postularse no tenía mucho conocimiento sobre maquillaje, “hice la prueba compitiendo con reconocidos profesionales, siendo honesto, no fue la mejor prueba, pero les dije: yo quiero estar acá. Me aceptaron no por la prueba, sino por las ganas”, afirma orgulloso Gabriel.

Durante cinco años, Gabriel aprendió, viajó para capacitarse, conoció más sobre el medio artístico y tuvo la oportunidad de compartir con personas maravillosas. Sin embargo, le llegó el momento de dar un paso hacia adelante. Gabriel sentía que debía hacer algo más, no estaba seguro de si debía abrir su propia peluquería o irse a explorar a otro país. “Cuando tú anhelas algo con toda la fe de tu corazón, la vida te lo da”, afirma con toda la convicción.

Y fue así, con esa mentalidad, que la vida le puso en el camino al reconocido estilista Mauricio Leal, quien falleció de manera trágica en noviembre del 2021. Gabriel Murillo se emociona cuando recuerda su trabajo con el llamado ‘niño genio’ con quien más que una relación de jefe y empleado, se convirtieron en grandes amigos. Su voz se acelera cuando lo cuenta: “Siempre buscaba hacerme brillar, mostrarme en sus redes, me aconsejaba. Viajamos a muchos lugares, siempre me quiso ofrecer muchas cosas lindas de la vida. Hoy entiendo que me estaba preparando para todo lo que venía, siento que Mauricio me dejó su legado”.

El legado hecho brillo
Luego de cinco años acumulando experiencias maravillosas en la peluquería Mauricio Leal, en junio del año pasado Gabriel empezó a trabajar en su proyecto Valente Hair & Art junto con su socio Cristian Hincapié, el cual saldría a la luz pública en el mes de noviembre. Sin embargo, antes de que se independizara se enteró del fallecimiento de su gran amigo Mauricio, noticia que lo impactó fuertemente.

Valente Hair & Art ha representado muchas cosas para este colombiano: el sueño consagrado, la oportunidad de probarse a sí mismo como independiente y también ha sido una forma de hacer sentir orgulloso a su amigo. En su estética está poniendo todo el corazón que siempre le ha puesto a su oficio, junto con William Bohórquez, Fabián Sarmiento y 53 personas más que conforman el equipo. “Ha sido un camino de aprendizajes, de levantarnos, de muchas alegrías. Quiero que Mauricio se sienta orgulloso desde donde se encuentre”, afirma.

Gabriel sabe que lo está haciendo bien, no en vano se ha convertido en las manos preferidas para embellecer a cientos de mujeres y hombres que a diario lo visitan. Famosas y personas del común lo buscan por su talento para maquillar, peinar, cambiar el color del pelo y hasta para recibir ayuda psicológica. “Escuchar a mis clientes y darles un pequeño consejo les puede cambiar la vida. Buscamos que se sientan bien con su imagen, que al mirarse al espejo sientan que pueden sacar adelante lo que quieran, que puedan hablar con autenticidad. Eso para nosotros es muy valioso, cada persona que se sienta en el tocador es un mundo y nosotros lo valoramos como tal”:

Gabriel Murillo, un ser espiritual que se lanzó a la capital con un sueño, incluso sin tener donde dormir, sigue agradeciendo a Dios por las oportunidades recibidas. Hoy es una máquina creativa, dicta talleres por todo su país, vive con una maleta lista porque siempre tiene en su agenda algún nuevo destino porque, como él bien lo dice, su vida “gira en torno a la belleza”.

FRASE: Todo lo que soy, es el resultado de lo que pienso.


Valente Hair & Art
Calle 93B N° 11A - 84 Local 206, Bogotá, Colombia. Teléfono: +57 3115860056
Instagram:
@gabrielmurillo12
https://www.instagram.com/gabrielmurillo12/
@valentehairart
https://www.instagram.com/valentehairart/