Juliana Wolff: Autoperdón y reconexión

Los procesos dolorosos en la vida siempre dejan un aprendizaje, esto lo sabe muy bien Juliana Morales Wolff, quien después de atravesar por un duro proceso de quimioterapia, radioterapia, una mastectomía radical y el vaciamiento de ganglios ve en el cáncer de seno una “apertura de conciencia “que la llevó a darle un vuelco total a su vida.
Ahora ayuda a los demás con mensajes positivos y herramientas de apoyo que transforman la vida de una comunidad de mujeres y hombres quienes han aceptado de la mano de Juliana que la enfermedad es el resultado de factores emocionales negativos acumulados a lo largo de la vida y deben, en consecuencia, ser liberados para siempre.
Esta colombiana hoy es empresaria, emprendedora y amante de la vida, pero como ella misma lo sostiene “esto no siempre fue así”. Desde que era pequeña vivía tocando fondo: sufría de depresión, aburrimiento, lloraba constantemente, ella se sentía como una persona extraña dentro de su cuerpo, desubicada y experimentaba una desconexión entre con su corazón y su propósito de vida. Esto le generó muchos conflictos familiares, con sus amigos, con sus compañeros de trabajo y con todo su entorno familiar y social, a tal punto que empezó a atraer relaciones tóxicas que le generaron un desasosiego sin perspectivas de un feliz retorno.
Fueron sus mismos deseos para salir de ese “hoyo”, como ella lo llama, lo que la llevó a buscar ayuda profesional e iniciar un proceso de sanación espiritual y mental por medio de terapias psicológicas que le permitieron reconocerse a sí misma y entender que no estaba sola y que sus estados de ánimo y pensamientos no eran solo de ella, sino que eran parte de la vida misma. Sin embargo, eso no fue suficiente, al poco tiempo volvió a caer en aquel fantasma del amor tóxico y con el paso del tiempo fue el detonante que la llevo a ser diagnosticada con cáncer de mama.
Claridad es poder
Juliana no dudó en aceptar en ese mismo momento que esa relación era la cereza que le hacía falta al pastel. “Analizando causas y efectos entendí que mi cáncer era un tema básicamente emocional”, menciona Juliana. Si bien lo más duro para ella fue hacer el duelo de perder una parte de su cuerpo, el pelo y la vitalidad; cuando lo aceptó sintió que lo más importante es que seguía viva. “Así pues, un día me levanté y me dije: sí yo voy a vivir hasta mañana, voy a hacer que valga la pena”.

Desde este momento, con determinación y claridad, decidió dejar a un lado su vida como profesional en el mundo corporativo, para iniciar un proceso de transformación que con el tiempo se convirtió en AlmaLab, una solución para un sinnúmero de problemas que hoy enfrenta la humanidad como la desmotivación, el estrés, la mala gestión en las emociones, las adicciones, la mala nutrición, las enfermedades y los conflictos internos que se presentan en cada persona.
Con la ayuda de un equipo de profesionales con diferentes enfoques y disciplinas, Juliana se ha convertido en un faro de luz para mostrar el camino que conecta el corazón con el ser de cada persona y de esta manera facilitar el cambio de sus vidas. Su testimonio ha sido fuente de inspiración para muchas personas que están pasando por situaciones similares a las de ella.
A través de su cuenta de Instagram, Juliana se acerca de manera permanente a sus seguidores con temas de bienestar, entregando herramientas y consejos que provienen de su experiencia y conocimiento en temas de programación neurolingüística, bienestar y nutrición. Son casi 9.000 las personas en su comunidad que la han obligado a salir de las redes y llevar ese mensaje de manera directa en escenarios más grandes como lo será próximamente la alfombra roja High Ticket Latam que tendrá lugar en Medellín Colombia el día 11 de octubre.
Quotes:
“Vinimos a este mundo con un diseño perfecto para ser felices y estar saludables. Por alguna razón, nos perdimos en ese camino y se nos olvidó quienes éramos”.
“Convirtamos la adversidad y el cambio en el combustible de la vida”
Instagram:
@julimoralesw
https://www.instagram.com/julimoralesw/
Email: juliana.morales@almabal.col.com